Epidemia Sonora


Freud se pregunta por qué siempre nos entregamos al contagio en una multitud.
La respuesta para él está clara, por la sugestión.

El copiar es innato al hombre decía Freud y el contagio se basa en la copia del gesto de la otro, nos duplicamos y sumamos fuerzas. Con desconocidos generando comunidades. Hacer oír la voz, muchos dirían la voz del pueblo.

Recitales que terminan, aviones que aterrizan, películas, obras de teatro y partidos de futbol. Ahí está siempre.

Uno empiezo otro lo continua y se genera una comunidad de gente que no se conoce entre sí para aprobar o renegar a alguien, algo o un hecho. Una agrupación genera ruido intentando sincronizar para dar la aprobación o reprobar. Cuanto más dure mejor y cuanto más fuerte más emoción.

Aplauso. Una conducta sencilla instintiva instalada como acto reflejo en el ser humano es de por si contagioso. Conciertos, obras de teatro y que aprobación emotiva. clap clap clap.

Silbido. Un jugador del otro equipo, alguna persona con la que no estamos de acuerdo, Políticos, un recital atrasado, enojo colectivo y más políticos. El ruido finito, ese que llega la cerebro, Es molesto no estamos contentos, el odio sale con el viento de nuestras bocas y despierta las masas para contagiar el desacuerdo.

Silencio. Shhhh. Un celular sonando, gente charlando en el cine, alguien quiere hablar, un parcial, un anuncio en la multitud. Shhhh…Silencio Hospital.

Links:
- Video Entrevista en 24h, España
- Video Entrevista en Telefe Noticias
- Nota Perfil

 
 
This text will be replaced