Por Dolores Martin

Primero existió el hombre, luego la máquina, y luego el hombre otra véz.

Hace tres meses que Tomás esta dentro de la tela. Se ve su silueta de espaldas desplazándose por la pintura, buscando terminar las fronteras entre colores.

Él conoce los sistemas, trabaja recibiendo datos de la máquina, procesándolos y proveyendo información, energía, materia, obra.

Hoy el resultado es pintura, pincel en mano, potes de acrílico, tela estirada sobre la pared. Trabajando capa sobre capa, la máquina sigue presente.

Las formas pertenecen al mundo digital, se reconoce el pixel, y la síntesis que remite a un cutout de photoshop. Colores unificados en 3, colores con intensidad de monitor.

¿Tomás que te diferencia de una máquina? El error, el no ser perfecto.
Se diferencia así de lo que podría ser una impresión digital. Pero tal vez mientras pinta se siente impresora, y hasta escucha el shuiiin shuiiinn, que pasa de izquierda a derecha y va dejando la obra lista.

¿Tomás donde van colgadas tus pinturas?
En casa de gente que quiera tener cascadas.

La cascada mueve energía, da felicidad. El agua corriendo, como los remolinos de agua y sal que nos enseñó Tomás, ayuda a liberar las emociones estancadas. Es símbolo de la revitalización, regeneración y la renovación.

La cascada es también algo supernatural, tan humano como divino.
Es obvio que los temas elegidos por él están siempre en relación con la naturaleza: el fuego, el cielo, el cerro de 7 colores, el atardecer., y estos a su vez mostrando la presencia del color.

¿Pero qué es el color? Dice Wikipedia que
El color es una percepción visual que se genera en el cerebro, al interpretar las señales nerviosas que le envían los fotorreceptores en la retina del ojo, que a su vez interpretan y distinguen las distintas longitudes de onda que captan de la parte visible del espectro electromagnético osea, la luz.

Los colores que él utiliza, sea en las pinturas o videos, generan sombras, arman formas y recrean figuras. Vibran, se mueven, loopean. Se convierten en otras cosas, en muchas cosas, en todas las cosas que no se quedan quietas.

Tomás busca humanizar lo digital, y a su vez reinterpretar el mundo a través de una tecnología.
Traducir la vida, encontrar ‘el’ color que la represente.